martes, 9 de mayo de 2017

CRÓNICA CONCIERTOS / Otero Brutal Fest 2017

OTERO BRUTAL FEST 
Parque del Oeste (Oviedo)
Sábado 6 de mayo de 2017
___________________________

TEXTO y FOTOS: Jonathan Pérez del Río
___________________________

Ambiente en la carpa al comienzo de Madball.

El Otero Brutal Fest cumplía un lustro de vida, y nosotros quisimos celebrarlo con ellos asistiendo, al menos, a una de las jornadas, en este caso la del sábado. Nuestro objetivo era el de inmortalizar lo que allí aconteciese, y hablando de objetivos, el de mi cámara ya lo tenía listo, aunque ya va siendo hora de jubilar mi Nikon D3000, una pieza de antigüedad dentro de la amalgama de cámaras que se veían en el foso. Nutrido foso, por cierto, que desde los primeros grupos de la tarde ya tuvo una actividad importante, con un montonazo de fotógrafos armados con buen equipo y mejores intenciones para alegría de los organizadores del festival, que van a tener muy buen material gráfico para lucir.

El foso estuvo repleto de fotógrafos. Aquí en plena caza con H20.



Ambiente en los puestos de merchandising a primeras horas de la tarde.

Arremolinados en las inmediaciones del Parque del Oeste, muchos de los asistentes se lo tomaban con calma antes de entrar en el recinto. No era para menos, pues la jornada sería larga. 15 bandas en total: desde Now I Am abriendo fuego a las 14:00 de la tarde hasta, mínimo, las 3:30 de la mañana, horas en las que los más valientes disfrutarían de Dr.Living Dead, encargados de poner el cierre al festival.

Nosotros llegamos cuando los portugueses Mindtaker estaban descargando su Trash Metal de la vieja escuela a un volumen infernal. El sonido se fue ajustando a medida que se poblaba la carpa, pero las primeras bandas tocaron a un volumen excesivo, con un nivel de decibelios que no beneficiaba a nadie.

Los portugueses Midtaker.

Grindcore escandinavo. Los suecos The Arson Project.

No faltaron las bandas asturianas. Desde Gijón, Payback.

Sobre las 20:00 de la tarde ya se palpaba otro ambiente. Comenzaba el particular desfile de modelos ocasionales, un escaparate de tatuajes, dilataciones y camisetas de todo tipo de bandas de la escena Metal y Hardcore.

Con los croatas Katran mejoró el sonido, aunque estos grupos de Metalcore siempre sufren el llevar su propuesta al directo, especialmente con esas voces que en el estudio quedan inmaculadas.


 Katran, Metalcore desde Croacia.

El primer reclamo importante llegaba con H20, firmes exponentes del Hardcore neoyorquino, quienes dieron un show a la altura de lo esperado. Espoleados por un público que les adora, los músicos se vinieron arriba y todo fluyó mucho más fácil (¡qué juego dió la tarima que había entre el foso y el público!).


 H20 la liaron desde la primera nota.

Teníamos especiales ganas de ver a Ignite, pues desde el 2009 nuestros caminos no se cruzaban. Ahora venían con nuevo material (“A War Against You” recién salido del horno), y con algún que otro pildorazo ideal para añadir a su repertorio, especialmente “Nothing Can Stop Me”, un pedazo de hit que tiene pinta de futuro clásico de los californianos. Sin embargo, el no jugar con el factor sorpresa hizo que me dejasen un poco frío, incluso en esos momentos en los que ponen la carpa patas arriba con la celebrada versión del “Sunday Bloody Sunday” de U2 o con “Bleeding”, con la que se despidieron.




Ignite, hits para poner patas arriba la carpa.

Tampoco jugaban con factor sorpresa Madball: todo el mundo sabía lo que iban a ofrecer y aún así convencieron a todos con un directo demoledor. Liderados por la fuerza y el carisma del vocalista Freddy Cricien, Madball descargan con fuerza bruta trallazo tras trallazo ante una audiencia en llamas. El repertorio no admite muchas variantes, y el sonido es monótono, y aún así consiguen arrastrarte con ellos. Entre canción y canción Freddy siempre suelta algún pequeño speech, teniendo el buen detalle de dedicarle un par de temas al difunto alcalde de Viveiro Melchor Roel, uno de los principales artífices de que el Resurrection Fest esté donde está ahora.


Madball dieron probablemente uno de los conciertos del festival.

Aún faltaban los directos de Anal Hard, Pandemia y Dr.Living Dead, pero había que conducir de vuelta a casa y el cuerpo no daba para mucho más. El Otero Brutal Fest estuvo en la UVI, pero ahora podemos afirmar que goza de muy buena salud. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario