lunes, 29 de agosto de 2016

CRÓNICA CONCIERTOS / Unirock 2016


UNIROCK 2016

REMAKERS + MALA REPUTACIÓN + HAMLET + KILLUS
Sábado 27 de agosto de 2016 (Puerto de Vega)
___________________________

TEXTO y FOTOS: Jonathan Pérez del Río

___________________________

Imagínate que, en plenas vacaciones por el extranjero, te dejas caer por ese pueblucho con encanto que te habían aconsejado visitar y que tenías marcado en rojo en la hoja de ruta. Imagínate que, ese pueblo por el que esperabas callejear tranquilamente sin agobios, está repleto de gente, de música, y que emite latidos de rock & roll y metal. Eso es lo que le ocurrió a una agradable pareja de holandeses, ya entrados en años, que paseaban este pasado sábado por Puerto de Vega. Tuve la ocasión de entablar conversación con ellos y evidentemente me preguntaron asombrados por el evento que allí se celebraba. Sin ser estilos de su paladar (me comentaron que digerían mejor el Jazz), les gustó el ambiente, aunque como ya no estaban para estos trotes, prefirieron alejarse de la muchedumbre. Lo que era seguro es que el nombre de Puerto de Vega no se les iba a olvidar. Como no se nos olvidaría a nosotros de topamos con algo así.


Nueva fecha (27 de agosto) pero misma fórmula: sesión vermú + sesión de tarde + sesión de noche. Un día entero de música en cualquier rincón del pueblo. El esfuerzo de la asociación, la pasión por la música de cada uno de sus integrantes, y las ganas de hacer crecer este proyecto, hacen del Unirock una rara avis digna de estudio. El pueblo se vuelca, y por una vez, nos olvidamos de esas leyes que nos impiden disfrutar de la cultura en la calle.  


No hay mejor profesora que la propia experiencia, y en el Unirock conocen y admiten errores de otras ediciones, intentando subsanarlos en las venideras. Aunque, se quiera o no, siempre surjan imprevistos. El Tributo es un quebradero de cabeza, pues movilizar a tantos músicos a lo largo de la jornada y llevarlo todo a buen puerto en los 6 puntos elegidos es una tarea encomiable. Se cambio el orden, y se decidió (con buen criterio) que la última parada fuese la explanada donde se celebraría el festival, y sin embargo, no se pudo evitar que los Remakers, encargados de prender la mecha, comenzasen casi con una hora de retraso.

Los de Ribadeo vienen de vuelta, pues siempre anduvieron en diversos grupos (Beetle Judge, Mallory, Zora Gabbara, Amigos De Lo Ajeno), algo que se ve reflejado en la variedad de sus composiciones. Elegantes y derrochando buen gusto en las composiciones, Remakers demostraron ser una excelente elección para abrir un festival. 



Mi camino me volvía a cruzar, un año después, con Mala Reputación. Me gustaron los de Cangas de Onís en el No Puedo Dejar El Rock (ese festival celebrado en mi pueblo el año pasado y que, desgraciadamente, este año no tuvo continuación) pero en esta ocasión no habría ese factor sorpresa, ni un sonido tan poderoso. Una cosa está clara: lo que saben hacer lo hacen bien. Igual que en su visita a Navia abrieron con “Benditos Juegos” y el repertorio gravitaría sobre los grandes clásicos de la banda (“Cristal”, “Ansiedad”, “Abriendo Camino” o “Ceremonia”, elegida para poner el cierre). Su último disco hasta la fecha, “Eternas Promesas”, tuvo su representación con esos himnos que ya forman parte de un repertorio de clásicos del rock estatal: “Fuego”, “10.000 Kms”, o “Que La Tierra…”, sin duda mi favorita, y eso que tienen 7 discos para escoger. Más los que seguro llegarán. 



Con hora y media de retraso sobre la hora estipulada salían Hamlet a la palestra con el recinto en su máximo apogeo. Para un servidor, siempre es un gustazo escuchar una descarga de los madrileños, y acompañarles a grito pelado coreando esos temas algunos llevamos escuchando dos décadas. Por desgracia, el sonido no acompañó. A una distancia prudente del escenario ya atronaban los graves, pero era acercarse un poco al escenario y que aquello fuese inaudible.

Entregados desde el minuto uno, descargaron rabia con 15 trallazos, sin centrarse mucho en su nuevo trabajo, “La Ira”, del que tocaron “Lamento”, “Imperfección” y “Mi Religión”, las 3 primeras encargadas de abrir su último largo. Como era previsible, los momentos de verdadero desfase llegaron con los clásicos de toda la vida: “Egoísmo”, “Tu Medicina”, “Limitate”, “Irracional” o “Jodido Facha”. Con una trayectoria tan extensa es imposible contentar a todos al 100% y seguramente todos echamos en falta algún que otro tema (¿Por qué no tocaron nada de “Syberia” o de “Pura Vida”?).

Mi 7º encuentro con Hamlet no se saldó con su mejor bolo, pero se quedará como el más especial de todos ellos por el lugar y por quienes han estado detrás de él.



Killus tenían la difícil papeleta de mantener al personal a altas revoluciones y evitar la previsible desbandada. Para esto último no había remedio, (a esas horas todo aquel que tenía que regresar en coche a casa lo tenía claro) pero los castellonense dieron un bolazo. Sonaron potentes, enérgicos, abrasivos. La influencia de Marilyn Manson es notable tanto en su estética como en su estilo: ese metal arrollador y musculoso que bebe un poco del industrial de Rammstein o del horror de Rob Zombie. El único pero es que por mucha puesta en escena no puede disimular lo monótono que resulta este estilo. En su favor, lo bien que trasladan al directo esas composiciones tan arregladas en estudio, incluso sonando más contundentes si cabe. No les perderemos la pista.




Y así se daba por finalizado un nuevo Unirock, con la tranquilidad de que no será el último, y con la certeza de que el año que viene habrá más, y mejor.



___________________________

Toda la INFO en el blog oficial del festival

No hay comentarios:

Publicar un comentario