martes, 3 de enero de 2017

LITERATURA / Joaquín Sabina

JOAQUÍN SABINA
Ciento Volando de catorce


Antes que músico, poeta. Joaquín Sabina no esconde nada en esta colección de sonetos campechanos, golfos y callejeros, Sabineros. "Ciento Volando De Catorce", que así se llama la obra, gustará a todos aquellos que predican con el cancionero popular del de Úbeda, acercándolos de alguna manera (si es que no lo estaban ya) al mundo de la poesía. Aquí os dejo mis 3 favoritos. 


........

MANGA POR HOMBRO

Sancionar la inocencia del culpable,
desaprender el código aprendido,
quitarle la razón al razonable,
dormir con la mujer de su marido.

Almacenar sustancias inflamables,
cultivar el silencio y el ruido,
pintar de azul los días laborables,
exhumar las memorias del olvido.

Hacerle carantoñas a la suerte,
subir de tres en tres las escaleras,
repoblar con sirenas los pantanos.

Matar al cristo de la mala muerte,
bailar alrededor de las hogueras,
manga por hombro, como los gitanos.

........

BENDITOS MALDITOS VIII

Benditas sean las rubias calentonas
que se bajan las bragas con cualquiera,
las niñeras que salen respondonas
y arrinconan al niño en la escalera,

las enfermeras que suben la fiebre,
las tetas de pezón hosptalario,
los gatos que no dan gato por liebre,
los misterios gozosos del rosario,

los frivolos culitos cariñosos
que perdonan los polvos atrasados
y no juegan a ricos y famosos,

los húmedos chochitos de las putas
que consuelan a más desconsolados
que las madres teresas de calcutas.

........

SOCORRO PIDO

Si nos hundimos antes de nadar
no soñarán los peces con anzuelos,
 si nos rendimos para no llorar
declarará el amor huelga de celos.

La primavera miente y el verano,
cruza como un tachón, por los cuadernos;
la noche se hará tarde, tan temprano,
que enfermarán de otoño los inviernos.

Cuando se desprometen las promesas,
la infame soledad es un partido
mejor que la peor de las sorpresas.

Si me pides perdón socorro pido,
si te sobra un orgasmo me lo ingresas
en el banco de semen del olvido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario