jueves, 24 de marzo de 2016

ARTÍCULO SOCIEDAD / Cruyff Es Inmortal

CRUYFF ES INMORTAL

El diario L’Equipe le dedicó un monográfico al Barcelona superlativo del triplete que ilustró con una imagen icónica que a día de hoy cobra más fuerza que nunca. En la fotografía se veían tres camisetas blaugrana, cada una de su época expuestas por el reverso. En la primera se veía el número 14 y donde debía ir el nombre d¡se leía “el padre”. A su lado, la del centenario del club con el 4 de Guardiola y se leía “el hijo”. La última era la actual con el 10 de Leo bajo el epígrafe “el espíritu santo”.
Hoy se ha ido el padre. El dueño de la idea, el que cambió la mentalidad de un club desde el campo y desde el banquillo. Su influencia fue tal, que no es nada aventurado afirmar que si España llegó a ganar un Mundial y dos Eurocopas, fue en gran parte gracias a este holandés genial que por encima de todo dignificó el deporte que más amaba.
Cruyff se ha ido porque ni un titán como él puede ser físicamente inmortal. Pero la inmortalidad la tenía asegurada desde mucho antes del día de hoy. Cada vez que unos niños salen a jugar a cualquier terreno de juego y antes de empezar un partido se ponen a hacer un rondo, respetan al balón más que a nada, cuidan la posesión, juegan con extremos abiertos y su única idea es jugar para marcar un gol más que el rival, Cruyff se hace más inmortal. Cada vez que alguien, ante cualquier circunstancia de la vida piensa en “salir y disfrutar”. Cruyff es inmortal.

Santi Giménez
Columnista en As

No hay comentarios:

Publicar un comentario